Isidora Jiménez consiguió un nuevo logro para el deporte nacional al ganar el FPA de Brasil y de paso estableció un nuevo récord chileno en los 60 metros planos.

La velocista logró un tiempo de 7,38 segundos transformándose en la velocista chilena más rápida de la categoría.

Con el récord que obtuvo se instaló como la octava mejor marca histórica en Sudamérica.