La Fiscalía de París ha reabierto una investigación preliminar por violación contra el ministro de Acción y Cuentas Públicas, Gérald Darmanin, uno de los líderes políticos con futuro dentro de Francia. Los hechos ocurrieron presuntamente en 2009.

Una mujer acusó a Darmanin de haberla obligado a tener relaciones sexuales hace nueve años. Una primera investigación preliminar sobre el mismo caso en julio del año pasado terminó archivada debido a que la denunciante no se presentó a la convocatoria de la Fiscalía.

Por su parte, el ministro niega los hechos y presentó una querella por calumnias. Por el momento, el gobierno francés le ha dado su apoyo a Darmanin, sin embargo este caso ha comprometido su futuro en la política.

En 2009, Darmanin tenía 26 años y trabajaba como asesor judicial en las oficinas parisinas del partido conservador UMP al cual pertenecía el presidente Nicolas Sarkozy. La denunciante, Sophie Spatz, había sido condenada por chantaje y amenazas años antes, sin embargo ella siempre negó estas acusaciones. En 2009, la mujer tenía 37 años y trató de limpiar sus papeles, razón por la cual acudió a distintas instancias oficiales. No obstante, esto no tuvo resultado. A raíz de esta situación, fue a pedir ayuda a la oficina del UMP donde fue recibida por Darmanin, quien le dijo que quería profundizar en su caso pero en una cena, según indica El País.

La mujer aceptó la propuesta y durante la cena Darmanin le dijo que él también quería ayuda. Spatz interpretó esto como una propuesta para mantener relaciones sexuales. Por lo cual ahora se investiga si fue una violación. Posterior a esto, mantuvieron relaciones sexuales en un hotel. Spatz afirma que se sintió “como un rehén, obligada”, debido a que pensaba que él podía ayudarla con su expediente.

La mujer asegura que durante años habló con gente del UMP pero que todos le dijeron que fuera a la justicia. Fue el nombramiento de Darmanin como titular de Hacienda, en mayo de 2017, lo que la impulsó a denunciar los hechos. Sin embargo, ella no acudió al llamado de la Fiscalía puesto que “no quería ir sola y sufría intimidación por parte de su entorno”, argumentó la abogada de Spatz Elodie Tuaillon-Hibon, experta en acoso y agresiones sexuales.

Aconsejada por la abogada, Spatz volvió a escribir a la Fiscalía a mediados de este mes señalando que ahora sí estaba dispuesta a declarar. La investigación se abrió el pasado 22 de enero y tres días más tarde Spatz entregó su testimonio. El abogado de Darmanin señaló a France Info que “las acusaciones no son más que un intento de hacer daño”.