Polémica ha generado el reciente anuncio del cierre del Instituto de Políticas Públicas de la Universidad Diego Portales (UDP), unidad de investigación que dependía de la Facultad de Economía del plantel.

La decisión fue comunicada a los cuatro académicos que lo conformaban –Kirsten Sehnbruch, Esteban Calvo, Rubén Castro y Claudia Sanhueza– el pasado 18 de enero y, desde entonces, las críticas han ido en aumento.

Entre las más llamativas se encuentra la de un  grupo de académicos de distintas universidades, quienes firmaron una carta en la que denuncian que existió persecución política contra una de las académicas, Claudia Sanhueza (RD), quien formó parte del equipo programático de la campaña de Beatriz Sánchez, y que en conversación con El Desconcierto, entregó su mirada sobre el hecho.

  • ¿Cómo se te comunicó el cierre del instituto? 

El tema no es sobre mí sino sobre un proyecto académico. Se nos comunicó a todos del cierre porque había un cambio en las estrategias de la Facultad de Economía y Empresa respecto a lo que querían hacer de aquí en adelante y el Instituto no era parte de esa estrategia. Para todos fue una sorpresa, sabíamos que había un cambio en la estrategia educativa de la facultad, pero ninguno de nosotros estaba enterado del cierre.

  • Este tema se ha centrado harto en ti y se ha hablado de que hubo persecución política en tu contra, ¿tú qué opinas? 

Yo creo que no es eso. El tema igual es político, pero en el sentido de que la universidad toma un rumbo que tiene que ver con un vínculo mayor con la empresa y, por lo tanto, la facultad de Economía se va a centrar en eso, en temas de gestión de empresa. Es un hecho que tiene que ver con la política pero no con la política de las personas, sino que la política del proyecto educativo.

Por lo tanto, yo no lo veo como una cuestión personal sino que como una cuestión más general. Aquí había un proyecto más enfocado en lo multidisciplinario, que veía las políticas públicas con distintos puntos de vista, dentro de una facultad de economía, y eso se cierra. Lo que uno debería reflexionar es sobre cuáles son las motivaciones para hacer eso, cómo se toman este tipo de decisiones sin la reflexión del cuerpo académico directamente involucrado, fue una decisión tomada desde arriba, y respecto a cuál es el rol que cumple la economía en las políticas públicas con colaboración de otras disciplinas. Ese es más bien el tema.

  • ¿Tú crees que influyó el que tú hayas formado parte del comando de Beatriz Sánchez? 

Yo creo que no es directa la vinculación, sino más bien indirecta. En el comando de Beatriz Sánchez y en el Frente Amplio estamos por empujar un diseño de políticas que, en general, estén vinculadas a la ciudadanía, que sean multidisciplinarias, y también con participación de la ciudadanía en general, de los trabajadores, y no solamente de los expertos. Entonces no es un tema directo, yo creo que no tiene que ver con eso, sino que más bien es indirecto, se trata de una forma de diseño de políticas públicas muy distinta.

  • ¿Estás de acuerdo con algunos expertos, como Raúl Figueroa y Ernesto Treviño, que dijeron a El Mercurio que el cierre del IPP es una consecuencia de la gratuidad? 

Yo no las vincularía directamente al diseño de esa política, también muchas otras instituciones se han visto afectadas por la misma política pero no han tomado decisiones como esta. De hecho, en este caso, la facultad no reduce su planta académica sino que simplemente la reemplaza por otra planta académica distinta, entonces no es un tema de esa envergadura, relacionado con la gratuidad.

  • Ernesto Treviño dijo que la gratuidad estaba incentivando a universidades privadas mediocres que se dediquen a la docencia y no a la investigación

Yo creo que esto es más consecuencia de cómo estaba funcionando el sistema de educación superior en general. El hecho de que las universidades privadas estén reguladas de la forma en que están implica que pueden tomar este tipo de decisiones. En una universidad pública de verdad, no pública en el sentido estatal sino que realmente esté su proyecto educativo esté vinculado a las necesidades del país, las estrategias educativas responden también a eso. En este caso son necesidades más bien privadas. Yo creo que la reforma en general cuestionó eso, o lo hizo reflexionar de alguna forma.