El sargento primero del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), Marvin Marín Maluenda, experto en informática, no declarará en la causa por el juicio del Caso Iglesias. Esto, pese a que el uniformado era parte de los 28 peritos que la Fiscalía había dispuesto como testigos. El problema es que él aparece cuestionado en los peritajes ligados a la fracasada Operación Huracán.

Ahora, el Ministerio Público decidió sacar a Marín Maluenda de su listado de testigos, descartando el peritaje de tráfico telefónico que realizó para la causa por el incendio que afectó a una iglesia evangélica en junio de 2016.

Las indagaciones del informático formaron parte de la acusación de la fiscalía hacia los cuatro comuneros mapuches sindicados como responsables de incendiar el templo evangélico. El Ministerio Público y el gobierno -querellantes en la causa- solicitan 20 años de presidio para el lonco Alfredo Tralcal y los hermanos Pablo, Benito y Ariel Trangol.

Dentro de los antecedentes presentados por la Fiscalía para pedir el cierre de la Operación Huracán, el carabinero Marvin Marín figura como el encargado de elaborar el pre informe pericial informático que se utilizó en septiembre de 2017 para pedir la prisión preventiva de los 8 imputados en el caso, según informa el Diario Austral de Temuco.

En el preinforme del perito se detallan las operaciones realizadas a uno de los teléfonos periciados, donde se da a conocer la presunta organización de un ataque incendiario. Marín además participó de la elaboración del pre informe informático a los tres teléfonos incautados a Héctor Llaitul.

En ese documento se informan las presuntas filtraciones desde la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) y la Fiscalía hacia la CAM, la internación de armas desde Argentina, entre otros.

El Caso Iglesias contempla la declaración de 13 peritos del Labocar, además de Marín, en el marco de los cuestionamientos a este órgano de Carabineros tras la presunta manipulación de pruebas en la Operación Huracán. La audiencia quedó fijada para el 27 de febrero en el Tribunal Oral en lo Penal de Temuco y se dieron 29 días hábiles de duración, donde participarán 76 testigos.