Luego de que parlamentarios de la UDI acusaran a la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual, de estar instalando “operadores políticos” en la previa del cambio de mando, desde el organismo respondieron a rápidamente a los rumores.

“Ambos concursos forman parte del proceso normal de instalación del Ministerio y responden al compromiso de que un 64% de las funcionarias y funcionarios sean de planta, de conformidad a lo dispuesto en el DFL 1/2015″, sentenciaron a través de un comunicado público.

Además, aclararon que “los procesos de concurso público se llevaron a cabo con total transparencia y apego a las normas legales que rigen a todo concurso, establecidas en el Estatuto Administrativo y en el Decreto N° 69 de 2004 del Ministerio de Hacienda. Los respectivos llamados a concurso se iniciaron con la publicación en el Diario Oficial y con sus bases difundidas a través de nuestro sitio web, y culminan con la toma de razón de la Contraloría General de la República”.

Del mismo modo, el Ministerio manifestó que “cada uno de los concursos se realizó con posterioridad a los procesos de encasillamiento, que dieron la oportunidad a funcionarias y funcionarios de carrera de acceder a cargos de planta tanto en el Ministerio como en el SernamEG”.

A la vez, precisaron que “la Ministra de la Mujer y la Equidad de Género -Claudia Pascual- no participa del proceso de selección ni evaluación de los o las candidatas a concurso público”.

Por último, señalaron que cada funcionario cumplió con los requisitos legales para participar de cada concurso, además de la idoneidad necesaria para el cargo.

“Como Ministerio no compartimos la denominación de “operadores políticos” que se utiliza en las notas de prensa, pues refleja un trato descalificatorio con funcionarios y funcionarias con amplia trayectoria en el servicio público“, cerraron.