Finalmente, el octavo juzgado de Garantía de Santiago confirmó la salida alternativa para el senador Iván Moreira, en el marco del caso Penta.

Ahora, el ex hombre de la UDI oficialmente terminó su lío con la justicia, después de que el fiscal Manuel Guerra y el Servicio de Impuestos Internos acordaran la salida el pago de $35 millones en 12 cuotas a cambio de cerrar la causa por el financiamiento irregular a su campaña política.

“Me siento muy respaldo fundamentalmente por el sistema de justicia, por la Corte de Apelaciones. Yo me siento respaldado, me siento respaldado por la Corte Suprema, porque no he cometido ningún delito en los hechos”, dijo el senador a la salida de la audiencia.

“A los señores fiscales no les gustó el fallo, no les gustó la resolución judicial porque no les convenía y finalmente renunciaron”, agregó, en referencia a los fiscales Carlos Gajardo e Iván Norambuena, quienes renunciaron al Ministerio Público en desacuerdo con la decisión de no ir a juicio contra Moreira.

Aquí ha quedado claro que nuestro sistema funciona y quiero decirles que por favor me entiendan. Ha sido una pesadilla por la trayectoria que he tenido en mi vida, me ha dolido en el alma estar en tela de juicio pero lo único que quiero en este minuto es ir a abrazar a mi familia, a la gente que trabajó conmigo, a la gente que yo defendí porque no tenían ninguna responsabilidad y lo único que quiero en este minuto es ir a abrazarlos y acompañarlos”, finalizó el parlamentario.

En las redes sociales, lo que primaron fueron las críticas a Moreira.