Un terrible caso conmueve por estos días a los habitantes de Toronto: un jardinero asesino en serie de homosexuales habría dejado literalmente “plantados” en grandes macetas los restos de sus víctimas.

Bruce McArthur, de 66 años, fue detenido y acusado de homicidio en primer grado de al menos cinco víctimas. Además, algunos de los cuerpos fueron enterrados por partes -luego de ser descuartizados- y han sido encontrados en macetas, aunque la policía teme que puedan haber más.

La policía ya puso en marcha un operativo para buscar a las posibles nuevas víctimas en los jardines de Toronto, donde trabajaba el jardinero. McArthur habría sido arrestado a mediados de enero por la desaparición en abril y junio de 2017 de dos hombres en el barrio homosexual de Toronto, pero la investigación los llevó a encontrar otros tres cadáveres en su jardín. Los restos aún no han sido identificados.

De hecho, el jefe de la policía de Toronto, Hank Indsiga, sostuvo que “creemos que hay más restos humanos en algunas de estas propiedades y estamos trabajando para recuperarlos”. Por ello, planean registrar al menos 30 viviendas.

Además de las muertes por las que fue acusado el jardinero a medidados de enero, se sumarían Majeed Kayhan, de 58 años, Soroush Marmudi, de 50, y Dean Lisowick, de 47. En total, cinco víctimas.

“La ciudad de Toronto jamás ha visto algo así, se trata posiblemente de un asesino en serie y ha tomado medidas para cubrir sus huellas”, agregó el jefe de la policía. No obstante, la detención de McArthur solo se llevó a cabo tras la presión ejercida por los activistas de la comunidad gay de Toronto, quienes iniciaron una campaña para que las autoridades investiguen a fondo las desapariciones ocurridas en el barrio gay de la ciudad.