Una niña de 9 años que resultó embarazada a raíz de una violación dio a luz en el hospital Hipólito Unanue, en Tacna, Perú. La pequeña, quien cura el segundo año de primaria, fue abusada sexualmente por su padre, Mario Mamani Vilca (43), quien se encuentra en prisión preventiva en Juliaca desde fines del año pasado.

La violación ocurrió en 2017 cuando la niña vivía en el distrito de Antauta, en la región de Puno. Luego de ser abusada y comenzar su embarazo, la niña fue rescatada por las autoridades y se le trasladó al albergue Virgen de la Candelaria, en Tacna. Además, fue separada de su madre, quien podría ser acusada de encubrir el hecho.

La niña dio a luz a través de una cesárea planificada, en una operación que contempló a 14 médicos. Según informó Claudio Ramírez, director del hospital, madre e hija se encuentran en buen estado de salud.

“Lo que es una pena, es que es una niña atendiendo a otra niña”, sentenció el médico, exigiendo la mayor rigurosidad de la ley para su violador.

Debido a que se trataba de un embarazo de alto riesgo, la niña debió entrar con varios días de antelación al trabajo de parto en el servicio de Neonatología. Por su parte, la ministra de la Mujer, Ana María Choquehuanca, adelantó que se encargarán del apoyo psicológico y legal de ambas niñas.

No es el único caso ocurrido en Tacna: desde diciembre de 2016 se encuentra prófugo Raúl Huallpa Gómez, quien violó a su hija desde los 11 años y la dejó embarazada cuando tenía 13. La pequeña dio a luz a un varón y tuvo que dejar sus estudios para cuidar a su hijo, mientras que el agresor está en la lista de los más buscados del país, con una orden de detención pendiente y una recompensa de 20 mil soles por su paradero.