Bruno Villalobos se graduó de incombustible.

Después de sus polémicas vacaciones en Miami -en medio del escándalo que tiene enfrentados al Ministerio Público y a Carabineros- y de la orden de regresar al país que le dieron desde La Moneda, había expectativa sobre qué iba a pasar con el general director de la institución.

Los rumores de su salida se quedaron en eso. Tras reunirse con Mario Fernández (ministro de Interior) y Mahmuid Aleuy (subsecretario de Interior), quedó ratificada la confianza de La Moneda en Villalobos para seguir al mando de Carabineros.

“Me impartió instrucciones sobre la celeridad y rapidez de las investigaciones. Esperaremos la verdad judicial que tiene que llegar, y con esa verdad judicial tomaremos las medidas necesarias sobre el caso”, declaró escuetamente el general a su salida del palacio de Gobierno.