Distintas fueron las interpretaciones que se dieron al interior de la Democracia Cristiana respecto del llamado a “hacer esfuerzos en el marco de la oposición” definido en la última Junta Nacional del partido. Lo que unos tomaron como una señal de claro alejamiento a hacer acuerdos con Chile Vamos, otros lo vieron como una opción que sigue abierta, puesto que la determinación no es categórica en posicionarse desde la centroizquierda.

Según el diputado falangista Pablo Lorenzini, la Junta no cerró la opción de hacer pacto con la derecha. “La idea es lograr acuerdo con la Nueva Mayoría, pero si no resulta, hay una mayoría de diputados de la DC que se abren a un pacto con Chile Vamos”, declaró a El Mercurio.

Por su lado, el parlamentario electo Miguel Calisto (DC) argumentó que la decisión final es de los parlamentarios, comentando que “la Junta en ningún caso nos condicionó a hacer acuerdos por la Cámara con los partidos socialdemócratas. La DC hoy no tiene alianzas con la centroizquierda y eso da libertad de conversar con todos, también Chile Vamos”.

Asimismo, constantemente se ha hablado de renuncias al interior de la colectividad. A esto se refirió el ex ministro Genaro Arriagada, también democratacristiano, en Emol TV, declarando que no descarta decir en algún momento “suficiente, muchísimas gracias”. Anteriormente se especuló la salida de Gutember Martínez e Ignacio Walker.