El vocero del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, fustigó la actitud que han tenido los partidos de la Nueva Mayoría ante la Operación Huracán.

Para Huilcamán, este caso representa un “montaje” que es consentido por el gobierno de Bachelet. “Esto evidencia que el gobierno le mintió al país y también refleja que está dispuesto a implementar cualquier estrategia sucia y perversa para mantener una relación de domesticación y colonialismo con el pueblo mapuche, alejado de la paz y el desarrollo de la región”, argumentó.

“Por la absoluta desconfianza que tienen los mapuche en el Estado chileno, será difícil retomar un diálogo abierto y sincero, debido a que ha quedado demostrado que el gobierno de la presidenta Bachelet es capaz de consentir un montaje extremadamente grave”, agregó.

Junto con esto, criticó a los partidos integrantes de la Nueva Mayoría. “Llama poderosamente la atención que los partidos políticos de la Nueva Mayoría no defiendan la democracia porque el montaje de Carabineros en contra de los mapuche es un atentado al sistema democrático y contrario al respeto a los derechos humanos”, enfatizó.

Para cerrar, Huilcamán señaló que “es inentendible que la presidenta Bachelet tome descanso en el verano en Caburga, tierras mapuche que fueron objeto de despojo, y que al mismo tiempo en su gobierno las instituciones hayan hecho un montaje grave desde el punto de vista jurídico y político.