La novena sala de la Corte de Apelaciones de Santiago denegó la orden de no innovar solicitada por la Pontifica Universidad Católica de Chile (PUC) a través de un recurso de protección presentado en contra del Ministerio de Salud que busca dejar sin efecto el protocolo que regula la objeción de conciencia en la ley de aborto en tres causales.

La orden de no innovar tenía por objetivo suspender la aplicación del protocolo mientras se decide si se acoge o no el recurso de protección presentado por la casa de estudios.

La universidad había señalado que el reglamento tiene normas ilegales y arbitrarias que limitan la igualdad ante la ley, la libertad de asociación, a manifestar sus creencias y derecho de propiedad.

Ante este revés, el director jurídico de la PUC, Juan Esteban Montero, señaló a La Tercera que presentarán un recurso de reposición. “Esto no nos obstaculiza en nada el recurso mismo. Simplemente nos rechazaron la orden de no innovar. Nosotros seguimos buscando lo mismo”, afirmó.