Polémica ha causado la crítica a Jamiroquai que subió Quilapayún a sus redes sociales, donde los acusó de vestirse como payasos y tener una música básica.

Ante esto, el líder de la agrupación folclórica, Eduardo Carrasco, salió a hacerse cargo de sus dichos y confirmó su crítica.

“En Chile, criticar a un artista extranjero es como agarrarle el poto a la virgen, es como un sacrilegio. Les parece escandaloso, se vuelven todos locos. Es una tontería eso, porque se olvida el tema central que yo puse ahí, que creo que, efectivamente, doy en el clavo, porque si no, no se produciría toda esta trifulca“, señaló a Ahora Noticias.

El músico sostiene que en nuestro país existe un “desequilibrio gigantesco entre la difusión de la música nacional y la extranjera. En Chile, no en todas partes. En Argentina es distinta la situación, o en Bolivia, en todas partes es muy distinta, pero en Chile es una cosa verdaderamente sorprendente” y preguntó: “¿Tu crees que la Violeta Parra es más difundida que este grupo inglés en Chile? ¿No ves ahí algo raro, algo extraño?”.

Carrasco cree que se le da demasiada importancia a la agrupación inglesa. “Ni siquiera estamos hablando de Pink Floyd o de Los Beatles, que tienen gran calidad musical y poética. Si no que estamos hablando de un grupo de discoteca que sale vestido con esta cosa de mal gusto, y esta cabeza de plástico, o sea, una cuestión realmente muy de mal gusto, y sin embargo, aquí es más valorado eso que la Violeta Parra”, afirmó.

Para cerrar, el compositor destacó a bandas chilenas de funk que a su juicio son mejores que Jamiroquai. “Hay muchísimos, si estamos por la música funk, por ejemplo, ayer, yo creo que habría hecho mucho mejor papel que ese tipo el grupo Chancho en Piedra, chileno, querido por la gente, con excelente música, con mensaje mucho más directos, que hablan de nuestro mundo, de nuestra realidad”