A una semana del cambio de mando entre Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, los equipos de trabajo del presidente ya empiezan a cerrar filas. Por lo mismo, los distintos ministerios ya han convocado a distintas personalidades para cumplir funciones en el gobierno. Este es el caso de Julio Isamit, quien fue llamado para ser jefe de gabinete del Ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel. 

Isamit se hizo conocido el año 2006 en el marco de la “Revolución Pingüina” donde fue presidente del Centro de Alumnos del Instituto Nacional. Más tarde ingresaría a estudiar derecho a la Universidad Católica, sin alejarse de la política. Es más, en 2015 al egresar de la carrera manifestó que a “la centroderecha necesita ‘sangre nueva'”.

En sus años universitarios contribuyó en la creación de la Fundación ChileSiempre y del Instituto Res Pública. De mano de la primera organización, en julio 2015 entregó el “Premio Nacional de Servicio Público” a Carabineros de Chile, en medio de las acusaciones de excesiva represión a la institución, que incluso tenía a Rodrigo Avilés en recuperación tras ser golpeado por un chorro de agua en las manifestaciones del 21 de mayo en Valparaíso.

Sobre lo mismo, el ex dirigente declaró que “en momentos de crisis de confianza creemos que es justo reconocer el trabajo silencioso y abnegado que realizan los carabineros, por el cual los chilenos los valoramos como la institución en que más confiamos, estamos simplemente poniendo voz al apoyo y agradecimiento”.

“Me parece un exceso hablar de “represión política” cuando lo que se intenta es disolver una manifestación y no censurar al que piensa distinto. En ese sentido creo que los carabineros tienen la ingrata tarea de intentar mantener el orden público y la seguridad de los mismos manifestantes sin el apoyo necesario del gobierno”, agregó al medio digital El Libero, donde además es columnista.

Igualmente, el joven participó de la creación del movimiento político “Republicanos”, el cual trabaja por “impulsar transformaciones en el país, desde las ideas de libertad, justicia y oportunidades”. Esta colectividad adscribe a Chile Vamos y fue la que respaldó la candidatura a diputado sin éxito de Isamit en el distrito 10.

El ex candidato enfrentó las elecciones en un cupo UDI y recibió la suma de $124.864.998 como financiamiento para su desafío parlamentario, siendo el segundo candidato con mayores aportes. Sólo fue superado por Jorge Alessandri, quien sí fue electo.

En esa misma linea, el ex institutano reconoció que parte de su campaña fue financiada por Patricia Matte, Jorge Larraín Bunster y Patricia Larraín Matte, integrantes del multimillonario clan Matte y participantes en la propiedad de CMPC, empresa detrás del escándalo de colusión del papel tissue a fines del 2015.