La Corte de Apelaciones acogió un recurso de protección presentado por la Clínica Alemana de Osorno en contra del Ministerio de Salud, considerando que sus derechos fundamentales son vulnerados en la objeción de conciencia de la ley de aborto en tres causales.

Con esta decisión, el recinto queda liberado de cumplir con la norma hasta que se resuelva su acción judicial, siendo la primera institución del país que toma esta medida desde que se aprobó la legislación.

No obstante, es la segunda institución que presenta una acción judicial en contra de la ley que permite la interrupción del embarazo, luego de que el pasado 8 de febrero la Universidad Católica iniciara un proceso similar contra el Minsal, que fue rechazado finalmente.

El recurso presentado en Osorno se fundamenta en los principios religiosos de la clínica, impulsados por la Iglesia Evangélica Luterana, quien sostiene ideas “estrechamente ligadas a los valores cristianos, los cuales se contraponen enérgicamente a la idea del aborto”.

Otro punto importante es que la institución y el Minsal sostienen un convenio con el Hospital Base de Osorno para el uso de ciertos pabellones de la clínica, en atenciones ginecológicas y obstétricas, razón por la que no pueden declararse objetores de conciencia.

En tanto, desde el Minsal indicaron que informarán a la Corte de los antecedentes “de hecho y de derecho que correspondan a la acción que se presenta, así como realizar las alegaciones que procedan”. Por ahora, desde el miércoles de esta semana, la Clínica Alemana de Osorno quedó exceptuada de cumplir con la norma.