Finalmente, el tribunal de Bariloche falló a favor de la extradición de Facundo Jones Huala a Chile por un atentado por el que es investigado desde el año 2013. Se trata del delito de incendio en el fundo Pisu Pisué, en la región de Los Ríos.

Fue una jornada que se inició con polémica, pues el juez subrogante de Bariloche Gustavo Villanueva dio lectura de sentencia sin la presencia del acusado, pues Jones Huala permaneció recluido en la cárcel de Esquel.

Esto pese a que la norma dicta el Código Procesal Penal trasandino, al tratarse de un juicio público, todos los involucrados debiesen estar presente. El juez argumentó que tiene previstos unos allanamientos en Neuquén, así la que jornada se remitió solo a la entrega del fallo a las partes. En tanto, Jones siguió la sentencia a través de videoconferencia.

“Se terminó el diálogo, viene la extradición, por eso andaban con drones, van a desalojar a la comunidad que recuperó territorio en Villa Mascardi, van a seguir arremetiendo en Cushamen”, afirmó el dirigente mapucha al enterarse de la decisión que calificó de “política”.

La defensa de Jones Huala ya anunció que apelará a la decisión ante la Corte Suprema de Argentina, por lo que falta todavía dicha instancia judicial para concretarse la extradición a Chile. Mientras no se resuelva eso, el líder mapuche permanecerá recluido en Argentina.

Vale recordar que la justicia chilena ya falló en el caso Pisu Piusé, absolviendo a los cuatro imputados del delito de incendio, pues las pruebas no los vinculaban al atentado. En medio del proceso, Jones Huala se fue a Argentina, siendo declarado “en rebeldía” por parte del Tribunal Oral en Lo Penal de Valdivia.

Apenas se conoció la decisión del Tribunal se registraron protestas afuera del Juzgado Federal que aprobó la extradición hacia Chile.