Durante esta mañana se realizaría la audiencia de preparación de juicio oral en Rancagua por el caso Caval, aunque debió ser suspendido a raíz de la ausencia de uno de los abogados defensores.

En este escenario, Natalia Compagnon, nuera de la presidenta Michelle Bachelet, acusó al fiscal a cargo del caso, Sergio Moya, de intentar extorsionarla para librar a su esposo, Sebastián Dávalos, de ser formalizado en el marco de la investigación.

La empresaria relató que “acceder a echarme la culpa en un juicio abreviado para que a Sebastián no lo formalizaran. Eso no corresponde. Es una vergüenza para el Ministerio Público, que luego de tres años de investigación un fiscal de la República esté coaccionando a un imputado para no tomar cualquier tipo de medida o formalizar o acusar o lo que sea a otra persona”.

Además de calificar la situación como “grave”, Compagnon le pidió cobertura a los medios de comunicación: “Un poquitito más de minutos a eso porque no corresponde”, sentenció.

Natalia Compagnon confesó que consideró la oferta del fiscal “porque después de tres años, claramente, si a ti te dicen lleguemos a un juicio abreviado y a tu marido no lo vamos a formalizar uno le da la vuelta”.

Por ello, insistió que “me lo planteó el fiscal Moya y si eso no es extorsión, dime qué es”.

“Se trata de un tema personal de la fiscalía conmigo y con mi marido. Creo que estos cuatro años les sirvió mucho para llenarse de cámaras y de luces. Espero que ahora que está terminando el Gobierno no pase lo mismo con otros imputados que vienen en el próximo Gobierno”, añadió Compagnon.

En tanto, la fiscal Marcia Allendes respondió a las acusaciones de la empresaria, sentenciando que “a esta altura de la causa ya nada nos sorprende. La audiencia ya empezó, seguiremos el jueves y entiende el Ministerio Público que los imputados están buscando cualquier subterfugio para generar este tipo de controversia”.