Todos esperaban las palabras de Sebastián Piñera tras el triunfo de “Una Mujer Fantástica” en los premios Oscar 2018. En las horas previas, el presidente electo ya se había manifestado con un mensaje en Twitter, en donde sentenció que “detrás de cada chileno o chilena que nos representa con su talento y trabajo en el mundo, hay todo un país orgulloso, confiado y esperanzado en su capacidad y esfuerzo por alcanzar las más altas cumbres”.

Durante su época en campaña, el Mandatario electo se refirió a la situación de la población trans en Chile, manifestando que “este es un tema muy delicado porque muchos casos de estos transgéneros o disforia de género se corrigen con la edad”. Sus palabras provocaron una serie de críticas y un pronunciamiento de la protagonista de la cinta y actriz del momento, Daniela Vega, quien envió un pequeño mensaje a Piñera durante la entrega del informe anual del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

“Yo fui una niña trans y aquí estoy, incorrectible y feliz” (sic), sentenció la actriz, quien durante la noche del pasado domingo se convirtió en la primera mujer trans en presentar los Oscar.

Tras obtener el reconocimiento, Piñera se sumó a las felicitaciones: “Esta noche el cine chileno tocó las estrellas. Grande Chile y un gran abrazo, con orgullo y emoción, a todo el equipo de #UnaMujerFantástica“, escribió en su Twitter.

Sin embargo, sus palabras provocaron una serie de críticas y recordatorios sobre su postura ante las personas trans. De hecho, el diputado Vlado Mirosevic quiso refrescarle la memoria al presidente electo.

“Me parece que no es momento de celebración para aquellos que se han opuesto a legislar en favor del respeto a la dignidad de la comunidad trans en Chile”, argumentó el legislador, exigiendo “un poco de respeto”.