Uno de los políticos más populares de Corea del Sur renunció a su carrera presidencial y a su cargo como gobernador de Chungcheong del Sur, luego de que una de sus asesoras lo acusara de violación.

El liberal An Hee-jung, favorito a ser candidato en las elecciones presidenciales de 2022, anunció su renuncia a través de una publicación en Facebook, en donde pide perdón a la víctima y admite que su relación con ella no fue consentida, pese a que sus asesores lo habían defendido asegurando lo contrario.

El caso salió a la luz pública el pasado lunes, cuando Kim Ji-eun, secretaria de Asuntos Políticos de An, lo acusó en un programa de televisión de obligarla a mantener relaciones sexuales con él durante los últimos ocho meses.

“Más que nada, pido perdón de corazón a Kim Ji-eun, que ha sufrido por mi culpa. Perdón por mi comportamiento infantil. Las alegaciones de mi oficina de que esta relación fue consentida son inexactas”, sentenció el político -casado y padre de dos hijos- agregando que renunciará a “toda actividad política”.

Además, la policía local inició una investigación tras la declaración realizada por la secretaria en televisión. Por su parte, el Partido Democrático ya suspendió su militancia.

La acusación sobre el ex gobernador se destapa en un momento de irrupción del movimiento #MeToo en Corea del Sur. Las denuncias han afectado incluso al destacado poeta Ko Un, considerado uno de los favoritos para el Nobel de Literatura.