Cuando queda menos de una semana para el término de su mandato, la presidenta Bachelet dejó en suspenso la posibilidad de cerrar el penal Punta Peuco, donde se encuentran recluidos ex agentes de la dictadura condenados por violaciones a los derechos humanos.

“Quedan cinco días, así que yo no anuncio nada por la prensa. Ahí se verá…”, manifestó la Presidenta al ser consultada sobre el tema, en medio del programa “Las Caras de La Moneda” de Canal 13.

A la vez, el ministro de Justicia, Jaime Campos, también fue cuestionado por el mismo tema y se limitó a responder que “la Presidenta lo dijo: no hay ninguna resolución adoptada sobre el particular y todavía quedan dos, tres días de Gobierno”.

El cierre del recinto penitenciario es uno de los compromisos pendientes de Bachelet. Especialmente después de que Carmen Gloria Quintana, víctima del Caso Quemados, revelara que la Mandataria le aseguró su eventual cierre en agosto de 2015, año en que se pensaba concretar la clausura.

Por su parte, el presidente electo Sebastián Piñera, quien durante su primer mandato se encargó de cerrar el penal Cordillera, ha anunciado que abrirá Punta Peuco en caso de que Bachelet concrete el cierre.