El proyecto de Ley de Identidad de Género pasó a ser debatido por el Senado durante el pasado martes, luego de que la presidenta Michelle Bachelet le sumara urgencia en medio del debate incentivado por el reconocimiento a “Una Mujer Fantástica” en los Oscar.

La iniciativa pasará a Comisión Mixta en el Congreso y las organizaciones trans esperan que los casos de niños y adolescentes transgénero puedan ser reincorporados a la legislación, luego de que quedaran fuera durante el trámite de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados.

Al respecto, la vocera Paula Narváez señaló que “queremos expresar nuestra satisfacción, aún cuando lo deseable para nosotros como gobierno es ya haber tenido despachada la ley”.

En este sentido, la ministra reconoció que “es importante que hayamos logrado concluir el tercer trámite, fue lo que nos propusimos y fue lo que habíamos conversado con las organizaciones de la diversidad sexual con quienes hemos mantenido un permanente diálogo sobre este proyecto de ley y otras materias referidas a la agenda de diversidad sexual”.

Luego de que la comisión sesione, el proyecto -que suma cinco años de tramitación desde su ingreso al Congreso- tendrá que pasar a la sala de ambas cámaras para su aprobación final. 

Sin embargo, el futuro de la propuesta es incierto luego de las diferencias que ha generado la propuesta al interior de Chile Vamos, con varias de sus figuras solicitando hacer cambios profundos al proyecto, como es el caso de la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.

En este escenario, Narváez sentenció que “será desafío del próximo gobierno” de Sebastián Piñera darle continuidad al proyecto que reconoce el derecho de las personas trans a su identidad de género.