El martes 6 de marzo comenzó la Caravana de la Conciencia, la comitiva mundial que reúne a más de 2.000 mujeres de todo el mundo viajando desde Estambul a la frontera con Siria, para alzar la voz en contra de las torturas que están viviendo las prisioneras y refugiadas en ese país. Organizada por la Fundación de Derechos Humanos, Libertades y la Ayuda Humanitaria, su objetivo es manifestarse en contra de los crímenes de guerra que están sucediendo hace ya siete años producto del conflicto bélico.

Patricia Amina Ibáñez, miembro de la orden Sufi Naqshbandi en Chile, es parte de este grupo de mujeres. Este miércoles se reun​ieron​ con el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan, ​quien explicó la política de su gobierno respecto a la situación de la guerra en Siria. Más tarde hubo un encuentro con parlamentarios y con miembros de la Comisión Investigadora de Derechos Humanos.

Patricia, quien se encuentra en Turquía, señala que “nuestra participación en este encuentro ha sido asombrosa, y la sorpresa del Presidente Erdogan y su esposa Amina de nuestro apoyo les saco una buena sonrisa. Turquía es por lejos el país que más refugiados ha recibido, a pesar de todo ha debido lidiar con líderes que no han sido capaces de dejar a un lado sus propios intereses y alinearse para detener esta masacre”.

Del mismo modo, apunta que “es muy sorprendente ver a mujeres de todas partes dejando de lado sus vidas por una semana para levantarse en contra de las torturas. Y estando aquí resulta muy triste nuestra indolencia para unir nuestras voces a este gran canto por la protección de nuestra humanidad.”

El viaje termina con un encuentro en la frontera entre las asistentes a la caravana, mujeres refugiadas, huérfanos y prensa de todo el mundo conmemorando el día de la mujer.