En noviembre de 2017, luego de la publicación del reportaje “Cuando ella habla, escucho la revolución” en el medio web POTQ, que develaba el machismo y violencia de género en la escena musical chilena, uno de sus implicados, Jimmy Valenzuela se querelló contra la artista Daniela González y la periodista autora del articulo, Javiera Tapia.

González, más conocida como “Dulce y Agraz”, es ex pareja del demandante y en el reportaje denunció violencia psicológica y física por parte del director de teatro durante sus años de pololeo. En la publicación se narra un episodio donde el sujeto le dio manotazos a la joven, dejándola incluso con una crisis de pánico. Igualmente, la música penquista cuenta que este hombre le insistía en cumplir requerimientos sexuales con los que ella no se sentía cómoda.

Sobre esto, la figura legal utilizada por Valenzuela contra González fue una acusación de injurias y calumnias, asegurando que los hechos descritos por la cantante forman parte de la esfera de lo privado y que la exposición de estos detalles dañan su honra y reputación.

Este jueves tuvo lugar la primera audiencia donde la artista debió reafirmar las situaciones expuestas en el reportaje y contar ante un juez sus razones para hacer pública su historia de violencia. “Considero que mi ex es una persona violenta y que debe quedar ante la sociedad como lo que es, porque tuvo muchas oportunidades de retractarse pero no lo hizo, lo que demuestra que no ve que hizo daño”, declaró la joven.

Por ahora, Valenzuela ha sido desvinculado de sus funciones en la Municipalidad de Rancagua donde realizaba talleres e igualmente trabajaba en algunos colegios con menores de edad. “Espero proteger mi testimonio y hacerlo valido para que las demás personas no quieran volver a trabajar con él”, agregó la cantante.

Grupo de mujeres que acompañó a González a la audiencia. Entre ellas, la periodista Javiera Tapia y la cantautora, Felicia Morales.

Ante el anuncio de esta primera audiencia, varias mujeres apoyaron a la artista, ya sea con mensajes en redes sociales o acompañándola hasta el Centro de Justicia de Santiago. Por su parte, la Red de Trabajadoras de la Música “Muchacha” hizo una invitación pública para respaldar a “Dulce y Agraz”. “Ya sabemos que si nos juntamos, podemos hacer grandes cosas”, dijeron.

“Me alegra haber pasado este día por la empatía. Todas hemos vivido lo mismo y somos las únicas que podemos entender nuestro dolor. Me conmueve mucho que me acompañe gente que ha pasado por lo mismo. De verdad creamos lazos fuertes cuando nos unimos porque la vida nos ha tratado de la misma forma. Hemos vivido las mismas injusticias”, declaró González.

Si bien la artista quería que esta audiencia terminara todo el movimiento de su caso, la decisión de la justicia se postergó hasta un juicio oral que se realizará el 12 de junio. Igualmente, agradeció al Centro de la Mujer de Providencia, desde donde le han brindado apoyo legal y psicológico.

Cabe destacar que Valenzuela también se querelló hace unas semanas contra la periodista Javiera Tapia, pero su demanda no prosperó, ya que la Corte de Apelaciones determinó que la violencia de género es un asunto de interés público y no privado.