A pocos días de asumir su nuevo rol como diputada en el Congreso, Pamela Jiles reflexionó sobre las materias pendientes en temas de participación política de las mujeres.

La próxima legisladora del Partido Humanista señaló que “nuestros compañeros son machistas por acción u omisión, desvalorizan la agenda feminista y si una de nosotras quiere, por ejemplo, ser Presidenta de la Cámara de Diputados, la bajan por secretaría”.

Jiles sentenció que “en Chile no conozco políticos varones feministas, lo cual es una vergüenza. Ni siquiera los más lúcidos entienden el problema de fondo en la necesidad de mayor participación política de las mujeres. Tampoco entienden el grado de violencia que las mujeres debemos soportar cotidianamente en todos los campos”.

En entrevista con Biut.cl, la periodista recalcó que el feminismo debe promover una nueva conciencia de clase que asuma “un rol subversivo respecto del poder patriarcal, masculino, católico y rico”.

La nueva diputada del Frente Amplio por el distrito 12, nieta de la reconocida feminista Elena Caffarena, sostuvo que el feminismo ha tenido un rol en la profundización de la democracia en Chile.

Sin embargo, ser mujer en nuestro país no es fácil y Pamela es enfática en señalar que según su visión es “desagradable e injusto, desde los ocho años debes soportar las miradas asquerosas, el abuso, los comentarios subidos de tono, la desigualdad abyecta que nos hace cinco veces más difícil todas las tareas”.

Por último, Jiles cuestionó que Chile sea un país donde “la Presidenta dice ‘ni una menos’, pero las mujeres mapuche son apaleadas, perseguidas y maltratadas todos los días por ese mismo gobierno”.