Señora
Carmen Castillo Taucher
Ministra de Salud
Presente

Soy Víctor Hugo Robles, periodista y activista comunitario en VIH/SIDA, conocido como El Che de los Gays. En los ’90 integré el Movimiento de Liberación Homosexual Movilh Histórico y fui conductor de Triángulo Abierto, primer programa radial de gays, lesbianas y trans en Chile. Desde 1996 realizo acciones públicas entrecruzando las demandas del movimiento de la diversidad sexual con la instalación y la performance. Desde el año 2000 al 2010 fui editor de la Revista VIVOPOSITIVO de la Coordinadora Nacional de Personas Viviendo con VIH/SIDA. Desde junio de 2016 a diciembre de 2017 me desempeñé como Coordinador de Comunicaciones de Fundación Savia, precisamente en este último contexto político y profesional, dialogamos en más de una oportunidad.

Es de conocimiento público que junto a un grupo de personas viviendo con VIH/SIDA, algunas de ellas, trabajadores de Fundación Savia, interpusimos un Recurso de Protección en contra del Ministerio de Salud por el cambio del modelo de atención a personas viviendo con VIH/SIDA que proponía trasladar la atención en VIH desde hospitales especializados a consultorios exponiéndonos a la discriminación social. Fue una lucha ardua e intensa, tiempo de confusión y actitudes erráticas de las autoridades públicas de salud que en vez de entregar certezas, alimentaban sospechas, dudas e incertidumbres.

En ese contexto, el 14 de diciembre de 2017 participé en una conferencia de prensa junto a otros activistas, médicos y parlamentarias, denunciando la violación a la Ley de Sida. Al día siguiente, Luz María Yaconi, Directora Ejecutiva de Fundación Savia, me envió un correo electrónico despidiéndome de Fundación Savia sin entregar motivos. Tengo información que la razón fundamental de mi despido fueron las ilegítimas presiones que recibió Fundación Savia de parte de funcionarios del Programa Nacional de Control y Prevención en VIH/SIDA del Ministerio de Salud. En efecto, Yaconi me señaló en varias oportunidades que desde el Minsal recibía llamadas solicitando censurar mis acciones y declaraciones públicas respecto de temáticas que afectaban al Ministerio de Salud.

En consideración de la gravedad de los hechos que derivaron en una demanda laboral en contra de Fundación Savia por despido injustificado, buscando restituir la confianza en nuestras autoridades públicas, solicito a Usted instruir una investigación para determinar los hechos y responsables de los mismos, estableciendo así sus respectivas sanciones.