En la previa a que Piñera y compañía arriben a La Moneda, este viernes se realizó el seminario organizado por la Sofofa y la UDD “Nuevos Vientos para la modernización del Estado”, que contó con la presencia de varios futuros ministros, como José Ramón Valente, titular de la cartera de Economía.

En la ocasión, Valente adelantó al gremio empresarial cuáles serán las líneas de acción que tomará el gobierno de Piñera, y que la primera misión que este le encargó fue crear una oficina para grandes proyectos. Por eso, entre diciembre y enero, el economista sostuvo 53 reuniones con grandes compañías para evaluar el estado de sus iniciativas y, en dichos encuentros, uno de los temas que se le mencionó de forma recurrente fue la dificultad de las empresas para sortear la institucionalidad pública chilena y poder seguir adelante con sus proyectos.

Valente señaló en la ocasión que también notó problemas para impulsar la productividad por lo que, tras su llegada a La Moneda, se creará una oficina de productividad y competitividad, y se dará énfasis a una agenda de reimpulso a la economía, con el desarrollo de 200 iniciativas pequeñas y multisectoriales que tendrán como propósito borrar barreras de entrada y hace más competitiva la economía chilena.

La labor del Estado no es favorecer directamente a los empresarios, sino que crear las condiciones para que hayan muchos más empresarios y que estos se desarrollen en mercados más competitivos”, dijo Valente en el encuentro.

Además, aclaró que el propósito es “botar barreras de entradas de manera que los empresarios que hoy son incumbentes en sus industrias sientan la presión de los jóvenes y las nuevas empresas que los vienen a desafiar, y de esa manera innoven y ofrezcan buenos productos”.