Desde abril de este año la limpieza de calles, parques y plazas de Valparaíso será mantenida por los trabajadores de la Cooperativa Renacer Patrimonial (CRP), quienes se adjudicaron la licitación municipal. Realizarán tres turnos diarios de 8 horas que cubrirán las 24 horas del día de lunes a domingo.

Este formato de trabajo incluye diversas mejoras a las condiciones laborales de sus integrantes. La CRP, formada los ex trabajadores de la compañía FEZA, se adjudicaron dos licitaciones en las últimas postulaciones. “Estamos contentos porque fue un trabajo arduo, hacer una cooperativa no es como hacer una empresa”, declaró el presidente de la organización, Misael Baeza.

Respecto del funcionamiento de CRP, el líder de la organización explicó a El Ciudadano que “en nuestra empresa social, no hay un dueño: somos muchos los dueños, nuestro trabajo es respetado y es digno, y nuestros sueldos son lo que corresponde”.

La licitación de la municipalidad tenía como base premiar a las propuestas que pudiesen garantizar un servicio continuo, además de la capacitación y el bienestar de los trabajadores. La cooperativa compitió con varias otras empresas por la licitiación del aseo y la mantención de parques, siendo la única que cumplió todos los requerimientos y presentaba un modelo más justo.

Por su parte, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, declaró que la propuesta de CRP demuestra que “es posible construir un tipo de organización laboral que pone en el centro la dignidad y los derechos los trabajadores y trabajadoras, con mejores condiciones laborales incluso disminuyendo la utilidad”.

Sin embargo, también ha habido críticas a esta implementación, el caso del Sindicato Corporación Municipal Área Aseo Valparaíso (Sicoaval), quienes han argumentado no estar de acuerdo con la contratación de la cooperativa y contaron que su opinión no fue considerada en el diseño del plan de aseo.

El ex presidente del Sicoaval, Cristian Donoso, manifestó a Radio Bio Bio que una real solución para mejorar las condiciones de los trabajadores es que sean pasados a la planta municipal, aunque sea “de forma gradual”, como indica una limitante en la contratación de personal municipal. En esa línea, el líder del sindicato indicó que instaurar cooperativas sería desvincularlos, “y ese no es el acuerdo que tomamos con el alcalde”.