Entre lagrimas terminó el partido de la Fiorentina y el Benevento en la liga italiana. El volante, Milan Badejl, quien fue designado como nuevo capitán del equipo no pudo ocultar su tristeza por la partida de su compañero Davide Astori.

El partido comenzó con un estadio completamente lleno y con una afición que mantuvo total silencio mientras se homenajeaba al fallecido capitán que militaba en el club desde el 2015.

Entre los lienzos de los hinchas se podía leer uno que señalaba: “hay hombres que nunca mueren, hay historias que se difundirán eternamente. Buen viaje, capitán”.

Astori recibió un emotivo homenaje en el estadio Artemio Franchi, donde su equipo se impuso como local por 1-0.

Badejl rompió en lágrimas luego del pitazo final tras lucir durante todo el encuentro la cinta de capitán en reemplazo del defensor italiano que murió a los 31 años.

REUTERS/Alessandro Bianchi