El 6/3/18, El Desconcierto tuvo la amabilidad de reproducir una nota nuestra dirigida al Director de Obras Municipales (DOM) de Independencia sobre el negocio inmobiliario de dos torres de 23 y 15 pisos que desea ejecutar el empresario educacional-deportivo, Jorge Segovia, en el área verde Estadio Santa Laura.

El escrito formal no tuvo respuesta de su destinatario, lo cual no nos extraña en absoluto porque habitualmente los funcionarios públicos chilenos tienen la mala costumbre de no contestar las cartas de los ciudadanos cuando en ellas se les objetan sus comportamientos.

De la lectura de esa nota se colige que tal inversión no es posible, pues el permiso de edificación del 23/5/16 fue mal otorgado con inexistentes normas del Plan Regulador Metropolitano de Santiago (PRMS), ello en circunstancias de que las normas aplicadas eran las excesivas contenidas en el Plan Regulador Comunal (PRC) de Santiago, lo que quedó reflejado en el anteproyecto del 27/10/14. Llama la atención que ambos actos administrativos se cursaron a la persona jurídica Unión Española S.A.D.P. siendo que la propietaria del terreno es la persona jurídica Inmobiliaria y Promotora Unión Española S.A. lo que se refleja en la escritura del 1/8/8 de Constitución de Usufructo y Opción de Compra y Alzamiento de Hipoteca, entre la anterior y el Colegio Internacional SEK-Chile S.A. y otra.

Si los lectores desean conocer todos los errores voluntarios cometidos en la tramitación de los permisos, pueden leer esta nota del diario Estrategia del 9/3/18.

Pero lo que es francamente contradictorio y hasta extraño es el hecho de que el alcalde Gonzalo Durán, la diputada Karol Cariola y algunas concejalas, con fecha 20 de junio de 2016, menos de un mes de la fecha 23 de mayo de 2016, data en que se cursó el cuestionado permiso de edificación, le solicitaron por escrito a la Secretaria Ejecutiva del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) que, por la trascendencia histórica y patrimonial del perímetro conformado por las calles General Saavedra, Julio Martínez Pradanos, Independencia, Lafayette y Guanaco, sea declarado Zona Típica.

Demás está decir que el área verde Estadio Santa Laura se localiza al interior de este cuadrante y dicha solicitud de autoridades elegidas en votaciones populares fue acompañada con las firmas de los representantes legales de la Corporación de Cultura y Patrimonio de Independencia, del Comité Barrio Plaza Chacabuco, de la Junta de Vecinos Nº 4 Chacabuco y de la Asociación Chilena de Barrios y Zonas Patrimoniales.

Debemos suponer que el próximo 15 de marzo el CMN someterá a votación esta declaratoria de Zona Típica y probablemente sus consejeros la aprobarán por amplia mayoría, ya que los argumentos entregados por las instancias oficiales y ciudadanas para que ello acontezca, son lo suficientemente sólidas y convincentes.

Por último, conforme a lo reseñado detalladamente en nota enviada al DOM de Independencia, documento reproducido en El Desconcierto y las desinteligencias especificadas en el medio de prensa Estrategia, expresamos en esta nueva y última columna de opinión que Jorge Segovia, tan pronto ejerza su opción de compra del recinto área verde Estadio Santa Laura, lo que ocurrirá dentro de los próximos meses, por plazo fijado en la escritura de opción de compra, podría construir sus anheladas 2 torres residenciales-comerciales-universitarias sobre la denominada cancha 2. Pero para que ello suceda, su mega proyecto inmobiliario se deberá enmarcar en las normas urbanísticas del PRC de Independencia, en el evento de que la institucionalidad admita en los hechos la violación del estatuto de las áreas verdes establecido en el PRMS y ello solamente si el caso no se judicializa.