Nadie duda que la nueva diputada Pamela Jiles dará que hablar en el desarrollo de su gestión en la Cámara Baja. Y así fue como lo hizo en la ceremonia de cambio de mando: mientras se realizaba la votación para elegir al presidente de la testera, que terminó con Maya Fernández a la cabeza, la parlamentaria se paró y gritó “todos contra Piñera”.

La intervención de la parlamentaria recibió tanto aplausos como comentarios en contra. En su manifestación igualmente sostuvo un cartel que citaba “cumplimos el acuerdo”, en relación a las negociaciones con la Nueva Mayoría por la presidencia de dicha instancia representativa.

Asimismo, la diputada vistió un particular atuendo en la ceremonia, llevando un traje que fue definido como “una armadura de plumas” para enfrentar “la guerra” que significará este nuevo desafío en su carrera. 

“Mi vestuario es lo que mis nietos quieren. Yo no obedezco a ninguna cúpula, a ninguna dirección política, no obedezco a la élite por supuesto, soy claramente desobediente respecto a lo que el poder quiere. Y tengo solamente un mandante: mis nietos, mi ejército de nietos”, declaró.

En un inicio, al ser consultada por una reportera sobre su vestuario, la diputada sostuvo que: “A mí me parece que es una frivolidad sin nombre estar hablando de los vestuarios, sin embargo la prensa ha cumplido su rol y le ha dado cierto grado de profundidad al problema de mi vestuario, en particular”.

Mira la intervención de Jiles acá: