Esta mañana, el presidente Sebastián Piñera oficializó la salida del general director de Carabineros, Bruno Villalobos.

Villalobos, cuestionado por el rol de Carabineros en la Operación Huracán, donde una serie de funcionarios policiales habrían adulterado evidencias para culpar a ocho comuneros mapuche varios atentados incendiarios, se mantenía en una posición crítica con prácticamente todo el espectro político pidiendo su renuncia. Quien asumirá de forma subrogante es Julio Pineda, quien está a cargo de la investigación interna de la institución por el caso Huracán.

“Vamos a conversar”, fue la escueta frase que se escuchó en TV abierta que le dijo el nuevo presidente Sebastián Piñera ayer a Villalobos, en el saludo protocolar en La Moneda. Sin embargo, en ese mismo momento Villalobos le comunicó su renuncia a Piñera, además de entregarle un oficio con los detalles de lo que ocurre al interior de Carabineros.

“Nuestro gobierno avanzará con fuerza y decisión en una profunda modernización de Carabineros y la PDI, una reformulación del sistema de inteligencia, una mejor coordinación entre policía, fiscales y jueces”, anunció Piñera desde La Moneda.