El ex ministro de Justicia Jaime Campos aseguró que el día viernes al retirarse de su oficina no había recibido ningún documento relacionado con el cierre del penal Punta Peuco. Posteriormente, el día sábado el ex secretario de estado fue citado por el ex ministro del Interior Mario Fernández para discutir la posibilidad de cerrar el recinto. En esa instancia, el funcionario declinó llevar a cabo la acción y se negó a firmar el decreto.

El día domingo el ex titular de Justicia volvió a ser citado a reunión en La Moneda, esta vez lo esperaban Fernández y la entonces presidenta Michelle Bachelet. Allí volvieron a plantearle la idea de redestinar Punta Peuco como un centro penitenciario para enfermos terminales o situaciones vulnerables, sacando de ahí a los privilegiados violadores de derechos humanos. A esto Campos volvió a decir que no, argumentando que los reclusos del penal ya cuentan como enfermos graves.

Tras la tensa reunión entre los ministros y Bachelet, los tres dieron paso a tomarse la foto oficial del gabinete saliente, a pocas horas de concluir la gestión de la mandataria. 

Esta versión fue contada por el presidente del Partido Radical, Ernesto Velasco, quien conversó con Campos y recibió esa información. “El ministro tiene una versión y no tengo por qué dudar de ello. Hemos pedido máxima transparencia, que se informe lo que aquí realmente ocurrió. Y que transparenten las cosas”, declaró a La Tercera.

Cabe destacar que el ex ministro de Justicia emplazó a quienes declaran haber visto el decreto firmado por la presidenta a que muestren el documento. Funcionarias como la ex subsecretaria de DD.HH, Lorena Fries y la jefa de gabinete de Bachelet, Ana Lya Uriarte han declarado saber de la existencia de polémico texto.