Luego de que 70 reos del penal Punta Peuco, condenados por crímenes de lesa humanidad, anunciaran que pedirán al ministro en visita Mario Carroza cumplir el resto de sus sentencias bajo arresto domiciliario, la diputada Camila Vallejo rechazó la petición de los reclusos.

La solicitud, que podría beneficiar a internos como Miguel Krassnoff y Rául Iturriaga Neumann, fue planteada por el abogado Raúl Meza, quien representa a un grupo de internos del recinto penitenciario.

“Es una patudez tremenda. Después de haber asesinado, torturado a compatriotas y durante décadas ostentar privilegios carcelarios, piden arresto domiciliario”, cuestionó la diputada del PC, acompañada de su par Miguel Crispi (RD).

Vallejo anticipó que “no podemos permitir ese tipo de privilegios”, aunque agregó que los internos “merecen atención de salud, pero cumpliendo la pena en la cárcel como corresponde”.

“Yo espero que este gobierno no tenga una respuesta positiva, porque ha tratado de hacer guiños y señales especiales a estos criminales“, argumentó la parlamentaria.

Por su parte, Crispi recalcó que “podríamos estar hablando de mejores condiciones para el cierre de Punta Peuco, para reubicar a quienes están ahí por violaciones de derechos humanos, en vez de discutir la entrega de facilidades para cumplir sus penas y eso no nos parece”.