La Superintendencia de Medioambiente rechazó el recurso que buscaba absolver a la empresa Celulosa Arauco, que fue sancionada por la muerte de dos mil peces y el daño ambiental generado en el Río Cruces, en el Región de Los Rios, y mantuvo la multa impuesta contra la compañía.

El organismo rechazó de manera completa el recurso de reposición que la firma interpuso contra la resolución del organismo ambiental por las sanciones que se generaron tras el derrame de riles, una sustancia líquida de color verde, desde la planta Valdivia, en enero de 2014 en el sector de Rucaco.

Para la SMA, la empresa no actuó ni informó a tiempo de lo ocurrido, ni tampoco realizó acciones para evitar la muerte de 2 mil peces, entre los que hay especies en peligro de extinción. Junto con esto incumplió en materias administrativas que tenían relación con su resolución de calificación ambiental.

Celulosa Arauco acusó que existía una ilegalidad en las acciones de fiscalización al interior del organismo. El jefe regional de la SMA, Eduardo Rodríguez, argumentó que el recurso no logró desacreditar el daño ambiental que se produjo en la fauna íctica del Río Cruces

Sin embargo, el jefe regional de la SMA, Eduardo Rodríguez, aseguró que tal apelación no logra desacreditar el daño ambiental que se produjo en la fauna íctica en el Rio Cruces.

La multa impuesta a la empresa supera los 4.300 millones de pesos. A la empresa aún puede dirigir su reclamo al Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia.