Luego de años aquejada de una larga enfermedad, la reconocida activista y política sudafricana Winnie Mandela falleció a los 81 años.

La información fue confirmada este lunes por el asistente personal Zodwa Zwane a los medios de comunicación. La mujer murió en el hospital Milkpark de Johannesburgo, tras una infección en los riñones que la llevó a ser internada en enero pasado.

El vocero de la familia indicó que la ex esposa de Mandela padeció esta enfermedad desde comienzo de año y que hoy “sucumbió pacíficamente” rodeada de sus seres queridos.

Winnie Madikizela conoció a Mandela en 1956, se casaron y tuvieron dos hijos. Sin embargo, se separaron dos años después de que el líder sudafricano saliera de la cárcel tras pasar 27 años encerrado. Por su parte, Winnie pasó 17 meses encarcelada y luego sufrió el destierro.

Tras las primeras elecciones democráticas en su país, la mujer fue nombrada diputada y viceministra de Arte y Cultura. Madikizela-Mandela vivió la tortura y confesó que perdió trabajos por ser madre de dos hijas pequeñas. También denunció haber sufrido arresto domiciliario y reclusión sin juicio.

La activista fue objeto de críticas por su apoyo a tácticas violentas para acabar con el Apartheid. En tanto, el ex arzobispo anglicano sudafricano y Nobel de la Paz, Desmond Tutu, destacó que Winnie “se negó a ceder ante el encarcelamiento de su esposo, el hostigamiento constante de su familia por parte de las fuerzas de seguridad, las detenciones, las prohibiciones y su destierro. Su actitud de desafío me inspiró profundamente, así como a las generaciones activistas”.