La mañana de este lunes, diputados y senadores del Partido Socialista (PS) llegaron hasta el costado de La Moneda, a las oficinas de la Contraloría General de la República para presentar un requerimiento que busca frenar las modificaciones que hizo el Ministerio de Salud al protocolo de la Ley de aborto en tres causales.

A pedido de la Universidad Católica, una de las principales opositoras a la normativa, apenas se instaló en el gobierno, la administración de Piñera borró el artículo del protocolo relativo a la objeción de conciencia, el que impedía que clínicas con convenios con el Estado se opusieran a realizar abortos.

En específico, el texto que redactó el gobierno de Bachelet señalaba que las instituciones que quisieran declararse como objetoras de conciencia no podrían recibir fondos públicos derivados de los convenios que mantienen con el Minsal para prestaciones gineco-obstétrica, es decir, fondos que se destinan para subvencionar los servicios para pacientes de Fonasa que son derivados.

Ahora los centros mencionados tienen el camino despejado para negarse a practicar abortos sin ningún tipo de requerimiento, y en ese escenario, los parlamentarios que presentaron el escrito se encuentran Isabel Allende, Álvaro Elizalde, José Miguel Insulza y Rabindranath Quinteros.

Se espera que durante la jornada también lleguen diputados y senadores de la bancada del PPD y PRO, y los legisladores también anunciaron que en caso de que su solicitud sea rechazada, presentarán un recurso de protección en los tribunales de justicia.