Una compleja situación enfrenta por estos días el Hospital de Chile Chico, Región de Aysén, encargado de atender a los poco más de cinco mil habitantes de la comuna.

Según el senador UDI David Sandoval, el recinto está con “problemas de insumos, con problemas de alimentación, incluso han debido hacer colectas entre los mismos funcionarios para mantener la alimentación de los enfermos”.

Además, el alcalde Ricardo Ibarra acusó que las autoridades regionales tienen la responsabilidad de la crisis del recinto médico: “Llegar a este extremo, de que los trabajadores tengan que financiar algunos gastos básicos del hospital, me parece inaudito y revela una falta de dirección y de control”, sentenció.

La autoridad comunal recalcó que se trata de un hospital “bastante antiguo” y aclaró que “se han aumentado los servicios profesionales en los últimos años, pero el edificio no tiene la capacidad física y no soporta más reparaciones ni parches”.

En tanto, en el Servicio de Salud de Aysén confirmaron que se envió un equipo de cuatro profesionales de distintas disciplinas contables y financieras para realizar una intervención. Se espera que este lunes entreguen su primer informe al director del hospital.