Las conclusiones del informe “Incidencia del aborto entre 1990 y 2014: niveles y tendencias globales, regionales y subregionales” publicadas en 2016 por la revista médica The Lancet fueron actualizadas en el marco del debate en torno al aborto que se da en varios países.

En los próximos días Argentina comenzará a discutir sobre la interrupción del embarazo en comisiones de la Cámara de Diputados del país. En esa línea, el sitio Página 12 recopiló los hallazgos más importante de la investigación con el objetivo de nutrir el debate frente al tema.

El  informe indica que alrededor del mundo el aborto ha disminuido durante los últimos años y que “se estima que la legalización de la práctica ha sido el factor que más ha contribuido”. Sobre lo mismo, sostiene que “los países con aborto penalizado son los que presentan las más altas tasas de aborto”.

Sobre la cantidad promedio de abortos realizados entre 2010 y 2014, el informe indica que fueron 56 millones aproximadamente. Agregando que en países desarrollados la cantidad de abortos ha disminuido de 12 a 7 millones, mientras que por su lado, en naciones subdesarrolladas “se incrementó de 38 a 49 millones”.

La investigación igualmente revela que la tasa global anual de abortos en el periodo 1990-1994 era de 40 cada 1000 mujeres, disminuyendo en el intervalo 2010-2014 a 35 de cada 1000. Centrada esta comparación sólo en países desarrollados con aborto legal, la taza bajó de 46 a 27 de cada 1000.

Por su parte, en países en vías de desarrollo que mantienen ésta práctica penalizada en muchos casos, la probabilidad de tener un aborto inducido es de 36 de cada 1000.