Hace unos días, una mujer fue expulsada de un Juzgado de Garantía, en la región de Arica y Parinacota, por estar amamantando a uno de sus hijos al interior del establecimiento.

Johanna Cortés llegó al Tribunal de Arica junto a sus dos hijos durante la mañana del 27 de marzo y se ubicó en la sala nº3 a esperar su turno. La mujer se sentó en una de las sillas del lugar para amamantar a su bebé de dos años cuando una funcionaria se le acercó para decirle que estaba prohibido alimentar ahí a su hijo y la expulsó de la sala.

Según consigna La Estrella de Arica, la mujer relató que le dijo”‘Señora, acá está estrictamente prohibido amamantar a los bebés. La magistrada se molesta y eso le indigna, salga de la sala'”, señaló Cortés.

La mujer se vio obligada a dejar a su bebé al cuidado de otro hijo adulto tras ser obligada a salir: “Me sentí discriminada, me dieron ganas de llorar. Me estaban negando mi derecho de darle pecho a mi hijo, y en el momento de la audiencia se lo hice saber a la magistrada”, contó.

Al salir del lugar, Johanna fue a presentar un reclamo ante la Corte de Apelaciones y recibió el apoyo de una ONG llamada “Guerras de la Leche Materna”, quienes realizaron una manifestación el pasado durante frente al tribunal.

Tras la protesta, Juan Araya, presidente del Comité de Jueves, se acercó a pedirle perdón por la situación, indicando que se trataba de un error grave de la funcionaria, quien quedó con una anotación en su hoja de vida.

“Le pedí disculpas, porque es lo que corresponde hacer. Esto fue atentatorio contra el derecho de ella como madre y de su hijo, no es política del Tribunal”, señaló Araya.

Por último, las mujeres entregaron una carta para solicitar una zona especialmente habilitada para amamantar al interior del recinto.