Con lienzos que tenían consignas en contra del lucro y del grupo Laureate llegaron este martes integrantes de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Las Américas (FEUDLA), liderados por su presidente Miguel Olate, hasta la sede de Manuel Montt del plantel, en Providencia.

Los alumnos extendieron un pintado con el texto “No más lucro, no más Laureate”, en rechazo a la reciente decisión del Tribunal Constitucional de eliminar el artículo 63 de la Ley de Educación Superior –parte de las reformas de Bachelet–, que prohibía que las universidades tuvieran entre sus controladores a entidades con fines de lucro.

De este modo, los estudiantes quisieron dejar en claro que no están de acuerdo con el lucro dentro de la educación superior, y también manifestaron su rechazo a que haya sido precisamente la rectora de ese plantel, Pilar Armanet, quien presentó el escrito que solicitó que el TC hiciera la revisión que finalmente terminó con la iniciativa trasquilada.

[Lee también en El Desconcierto: Pilar Armanet, la ex concertacionista detrás del lobby para que el TC permita el lucro en educación superior]

Armanet lideró la ofensiva contra la reforma de Bachelet como representante de la Corporación de Universidades Privadas (CUP), organismo del que es presidenta. La abogada conoce el teje maneje del sistema de educación chileno, ya que también fue jefa de la división de Educación Superior del Mineduc durante la primera administración de Michelle Bachelet, cargo que abandonó luego de que se consiguiera la acreditación de la UDLA, a donde partió como rectora.

Luego de que se conociera del fallo del TC, el Tribunal Supremo del PPD, partido en el que milita, decidió acoger las denuncias de integrantes del partido y congelar su militancia hasta que finalice el proceso en su contra.

[Lee también en El Desconcierto: Mineduc detectó millonarios traspasos de UDLA, UNAB y U. de Viña del Mar y gravísima infracción a ley de lucro]

Por otra parte, la manifestación de los estudiantes además se realiza luego de que saliera una investigación que inició el Mineduc en 2016 y que detectó que Laureate International, el grupo que al plantel –y además a las universidades Andrés Bello y de Viña del Mar–, infringió las normas que prohíben el lucro de forma tan grave que se exponía a que ellos fueran clausurados, aunque finalmente la cartera optó por una salida alternativa que no consideró levantar cargos.