Suspensión en el aire, movimiento de piernas y ejecución perfecta.

Las características de una buena “chilena” hacen la técnica sea poco utilizada en el fútbol moderno. Los delanteros están rodeados de defensores y solo tienen segundos para desmarcarse  y sacar un remate lo suficientemente potente para que vulnere el arco rival.

Por eso, es que los goles de chilena resaltan por su gran calidad. Y cada cierto tiempo, nos deleitamos con uno nuevo, como la armoniosa jugada con que Cristiano Ronaldo agrandó aún más su leyenda, en el partido en que el Real Madrid arrolló con la Juventus, por la ida de los cuartos de final de la Champions League.

La joya de CR7 nos hizo recordar una de las chilenas más gritadas del último tiempo. Aunque fue hace casi una década, imposible olvidar la perfecta ejecución que hizo Gary Alexis Medel Soto en un partido contra Bolivia en La Paz.