Ana Tijoux prepara un año movido. Últimamente la hemos visto en una nueva faceta junto al guitarrista Raimundo Santander y Ramiro Durán como el trío Roja y Negro, proyecto que incurre en el vals -donde la rapera muestra la amplitud de su capacidad de cantante- está próximo a sacar su primer disco de estudio, con colaboraciones estelares de Lila Downs y María, del grupo Chambao.

Además, prepara su nuevo disco solista, sucesor del hit Vengo de 2014. Para ese trabajo, la MC está trabajando con Will Holand el productor británico también conocido como Quantic, con quien ya colaboró con un tema para la banda colombiana del mismo nombre, en el que Tijoux canta una inédita cumbia.

Sobre su colaboración con Quantic, Tijoux afirmó que quiere que el mundo que él trae se fusione con el suyo. “Yo ya cumplí 40 y la idea es trabajar así, liberarse de la presión. Es un disco más, no es tan grave. Si le va bien increíble y si le va mal no es tan terrible, en esta industria donde todo es muy serio“, afirmó a La Tercera.

La rapera también comentó la última situación que se dio en Chile con el movimiento feminista y la música, en el que la presión en redes sociales logró bajar el concierto programado del cantante Gustavo Cordera, quien hiciera noticia el año pasado por su apología a las violaciones y el abuso a menores de edad.

“Me parece excelente que estas situaciones que están normalizadas se abran y se estén discutiendo. En ese sentido, lo de Cordera en particular creo que es una respuesta a una deuda histórica que se tiene con las mujeres. Y me parece sano que se esté discutiendo esto”, aseguró Tijoux, además de recalcar que “la violencia hacia las mujeres siempre ha existido”.