La ministra vocera de La Moneda, Cecilia Pérez, respondió este miércoles a las denuncias de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (Anef) sobre despidos “arbitrarios” en la administración pública tras el cambio de mando.

“Cambió el gobierno y con un proyecto político y social distinto al que ellos compartían hasta el 11 de marzo”, explicó Pérez. Y agrregó: “Todos saben que aquellas personas de confianza que deben acompañar a las autoridades nombradas en el gobierno del presidente Piñera comparten un proyecto que es muy distinto al que compartieron quienes acompañaron a la administración pasada”.

La vocera subrayó la idea de que las nuevas autoridades puedan trabajar con personas de su confianza y, sobre las desvinculaciones, argumentó que “uno hubiese esperado que ellos hubieran dado solos un paso al costado, nosotros estamos en un proceso de instalación y vamos a seguir haciendo los ajustes que sean necesarios para poder cumplirles a los chilenos”.

Según dirigentes de la Anef, quienes se reunieron el lunes con el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, los despidos afectarían a unas 300 personas.

Las dificultades para desvincular funcionarios de la anterior administración e instalar nuevos equipos de trabajo han complicado a la nueva administración. El proceso se ha agudizado por recientes fallos de la Corte Suprema que han cuestionado algunas desvinculaciones de empleados a honorarios y personal a contrata.