El subsecretario de Educación Superior Raúl Figueroa desechó inmediatamente cualquier posibilidad de inhabiltiarse en la investigación que lleva el Ministerio de Educación por faltas a la norma que prohíbe el lucro en la educación de parte del grupo Laureate.

“Yo no tengo ningún conflicto de interés con la Universidad Andrés Bello ni con el Grupo Laureate”, afirmó Figueroa esta tarde.

Durante la mañana, dirigentes de la Confech llegaron hasta las oficinas del Mineduc con una carta dirigida al ministro Gerardo Varela, donde pidieron la inhabilitación de Raúl Figueroa porque “se desempeñó como secretario académico y director de la escuela de postgrado de la Universidad Andrés Bello”, una de las instituciones notificadas por el ministerio en la investigación sobre el lucro.

Figueroa explicó que en el año 2008 “ejercí funciones estrictamente académicas”. “Esa realidad no me inhabilita para ejercer el cargo que hoy día sostengo, y por tanto todo sigue tal cual su curso normal. No hay ninguna razón legal, ni de otro tipo para que yo me tenga que inhabilitar”, afirmó.

En su visita al Congreso a la comisión de Educación del Senado, el propio Gerardo Varela le dio un espaldarazo a su subsecretario: “Las inhabilidades las impone la ley”.