Seis meses después del referéndum catalán y de los primeros encarcelamientos a los líderes independentistas, familiares de los presos políticos catalanes impulsaron el envío masivo de cartas a cinco mandatarios europeos para “llamar la atención y pedir ayuda” por la falta de derechos democrácticos que aseguran que se vive en Cataluña en los últimos tiempos.

Las misivas, que tendrán un texto cerrado, se enviarán a la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el primer ministro portugués, António Costa; el de Finlandia, Juha Sipilä; y el primer ministro irlandés, Leo Vardkar. Los tres últimos elegidos por ser más favorables al derecho a decidir, una de las reivindicaciones del independentismo catalán.

“La Comunidad Europea nación con el noble objetivo de que el veneno del autoritarismo y el fascismo no volvieran a apoderarse de los estados que la conforman”, reza el texto. “Hoy la misión y el alma fundacionales de la Unión Europea están en riesgo desde el momento en que se permite la deriva autoritaria de uno de sus estados miembro, sin ningún tipo de reacción que lo impida“, agrega.

La iniciativa forma parte de la campaña “Despierta, Europa”, un llamado que el los familiares de los presos políticos hacen al continente para denunciar la situación de las personas encarceladas, que llegan a un total de 10, siete de ellas miembros del antiguo gobierno, incluido el ex presidente Carles Puigdemont, quien se encuentra en una cárcel en Alemania a la espera de la resolución de su orden de detención europea, además de la ex presidenta del Parlamento.