Este lunes 2 de abril llegó hasta el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel) de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción una denuncia de violación contra el candidato a presidente de la lista F “Construye UdeC”, Manuel Pradenas Salas. Las elecciones en la UdeC se llevarán a cabo este 4 y 5 de abril y la polémica por las acusaciones que envuelven a la lista de derecha ha remecido el panorama previo a los sufragios.

Esta mañana las paredes de la institución aparecieron rayadas y empapeladas con consignas en contra del gremialista, manifestación que fue rápidamente retirada por funcionarios de la universidad, pero que generó tensiones dentro de los colectivos involucrados en la carrera por la federación.

Si bien la acusación llegó el día lunes a manos del Tricel, la denuncia pública -que pide que el estudiante baje su candidatura por no ser idóneo para el cargo- se realizó este martes durante la tarde, luego de que el organismo se declarara incompetente frente al caso, puesto que no poseen potestad legal para quitar al joven de la papeleta de las elecciones.

La acusación de la joven finalmente fue difundida a través del perfil de Facebook de la Coordinadora de Mujeres Lesbianas Feministas Autoconvocadas, quienes a modo de funa publicaron la información que acusa de “violador” a Pradenas. Tras varias horas de publicado el post, el fan page de esta organización fue cancelado y ya no es posible encontrarlo en la web.

Desde la Vocalía de Género de la UdeC, María Fernanda Rojas, integrante de la organización comentó que la motivación de la joven -que hasta ahora mantiene su identidad en reserva- era impedir que su presunto agresor representara a otros estudiantes. “Cuando la compañera descubrió que la cara de esta persona estaba en todos lados de la universidad, en carteles, pendones, fue un gran golpe a su autoestima y su seguridad”, comentó.

Igualmente, Rojas indicó que esta denuncia no tiene intenciones políticas, ni tiene como fin máximo afectar a alguna lista, sino que resguardar el bienestar de la mujer presuntamente atacada. Cabe destacar que la joven denunciante no es militante de ninguna organización ni tiene relación con la política universitaria.

“Nosotras tratamos de dar apoyo psicológico, contención y denunciar como en cualquiera de los otros casos que ocurren en la universidad. Siempre que hay una acusación se abre un sumario, hay una investigación detrás”, agregó la integrante de la Vocalía.

En el caso de esta denuncia no se ha abierto ningún proceso formal, ya que la acusación de la joven no ha sido judicializada ni oficializada frente a la universidad, hecho por el cual el Tricel se ve restringido en su actuar. Desde el tribunal sostienen que legalmente están obligados respetar la presunción de inocencia y resguardar el debido proceso.

“El Tricel no es un tribunal penal así que nos vemos atados de manos para proceder. Nosotros respetamos la decisión de la denunciante de mantener el anonimato. Nosotros no hemos sido cómplices de los hechos ni hemos difamado a ninguna parte“, sostuvo el presidente del Tricel, Raúl Chaparro a El Desconcierto.

Una declaración de la lista F confirma que la primera intención del Tricel fue bajar la candidatura de Pradenas luego de recibir la denuncia de la joven, hecho que los gremialistas rechazaron categóricamente por no darle la posibilidad al candidato de defenderse, acusando “falta de apego a la justicia”. Asesorados por abogados, la lista gremial habría amenazado con una querella criminal, cuestión que incidió en la decisión del Tricel frente a la candidatura.

Actualmente, los distintos actores y organizaciones políticas debaten aplazar las elecciones que deberían iniciar mañana. La moción que correría con más ventaja es mover los sufragios dos semanas para resolver este asunto.