El ministro de Educación, Gerardo Varela, expuso este martes ante la comisión de Educación sus prioridades legislativas para los próximos cuatro años.

Además del anuncio del retiro del proyecto de la administración Bachelet para reemplazar al CAE, Varela dijo que en los próximos 30 días se van a ingresar indicaciones sustitutivas al proyecto de ley miscelánea presentado por el Ministerio de Educación (Mineduc) antes del 11 de marzo. Entre sus objetivos modificar la propuesta que apuntaba a extender el plazo de cierre, de cuatro a ocho años, si un colegio repite malos resultados en las evaluaciones de aseguramiento de la calidad.

También se va a presentar un proyecto para crear una subvención especial que priorice la retención y reincorporación de alumnos en el sistema escolar. “Este es un tema muy sentido, hemos estado trabajando con organizaciones civiles que han hecho mucho en esta área. Como adelanté la sesión pasada, hay 77.000 niños en esta situación”, expresó el ministro.

Compatibilizar de mejor manera las normas relacionadas con la quiebra y liquidación de universidades con la administración provisional será otro de los temas preferentes. “No están hablando bien las dos legislaciones y se ha considerado que la ley de quiebra tendría preferencias y yo creo que hay que equilibrar adecuadamente esas dos normativas de manera de que aseguremos el legítimo derecho de los acreedores de cobrar sus deudas con el legitimo derecho de los estudiantes de poder reinsertarse lo más rápido posible y terminar sus carreras”, aseguró Varela.

Este punto fue detectado a propósito de lo que sucedió con el cierre de la U. Arcis, ya que en ese caso el liquidador del plantel despidió a todos los funcionarios en enero impidiendo la finalización del año académico 2017.

Otro tema de interés, que además fue promesa durante la campaña electoral del actual presidente, Sebastián Piñera, tiene que ver con avanzar en la cobertura de la gratuidad al 90% de los estudiantes más vulnerables de los centros de formación técnica (CFT) e institutos profesionales (IP) antes que en el sector universitario.

En su programa de gobierno, Piñera planteó aumentar al 90% la gratuidad en la educación técnica profesional. Sin embargo, la reforma educacional establece que la gratuidad tanto en universidades como en CFT e IP debe avanzar de manera paralela.

Finalmente, mencionó otros dos puntos clave sobre los cuales no entregó detalles. El primero, tiene relación con el acuerdo por la infancia que impulsa el presidente, mientras que, el segundo, se refiere a la iniciativa que pretenden ingresar al Congreso en relación a la educación técnico profesional.