El Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil decidió la noche de este miércoles rechazar el recurso de ‘habeas corpus’ presentado por la defensa del ex presidente Lula da Silva y, por cinco votos contra seis, decidió que el ex mandatario ingrese a prisión por su condena por corrupción.

La decisión de los magistrados provocó una avalancha de reacciones políticas y sociales. A través de un mensaje en Twitter, el Partido de los Trabajadores manifestó que “hoy es un día trágico para la democracia y para Brasil” y consideran que “hay una combinación de intereses políticos y económicos contra el país y su soberanía”. Los petistas defendieron la inocencia de Lula y aseguraron que se demostrará en un “juicio justo”. Y afirmaron: “La nación y la comunidad internacional saben que Lula fue condenado sin pruebas, en un proceso ilegal y con jueces notoriamente parciales”.

La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, destacó que la presunción de inocencia, “ese derecho fundamental, no valió hoy para Lula”.

Por su parte, el líder del PT en el Senado, Lindbergh Faria, dijo que el Supremo “rasgó la Constituición”.

Desde fuera del país, entre los primeros a reaccionar estuvo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, también manifestó su apoyo a Lula ante su previsible ingreso en prisión. En un mensaje publicado primero en español y luego en portugués, el líder chavista afirmó que “me duele esta injusticia” y acusa a la derecha de utilizar “el camino judicial para amedrentar a las fuerzas populares”.

También ex mandatario de Ecuador Rafael Correa mostró su apoyo al exmandatario brasileño. “Mi abrazo solidario al compañero y hermano Lula da Silva. Todos sabemos que su “crimen” es haber sacado a 38 millones de brasileños de la pobreza, sin someterse a las élites brasileñas”, señaló Correa a través de su cuenta en Twitter. “Todo es cuestión de tiempo. El poder popular volverá con la fuerza de un huracán. ¡Resiste!”, agregó.

El dirigente político colombiano Gustavo Petro y candidato por la izquierda a las elecciones presidenciales también rechazó la decisión del Tribunal.