El proyecto de Ley de Identidad de Género, que por estos días tiene complicado a Chile Vamos debido a que aún no puede definir una postura oficial como conglomerado, es una de las iniciativas que lleva más tiempo sin poder salir del Congreso, y ya acumula más de cuatro años desde que ingresó el texto y se inició su intermitente discusión.

Pero fue luego de que la película “Una Mujer Fantástica” ganara el Oscar como Mejor Película Extranjera, es cuando el tema adquirió mayor urgencia tanto para el gobierno como para parlamentarios, que aceleraron el trámite.

Actualmente la discusión se trasladó a una Comisión Mixta, instancia de trabajo del congreso encargada de revisar en detalle cada proyecto, que está presidida por la senadora Adriana Muñoz (PPD) e integrada por los también senadores Juan Ignacio Latorre (FA), Felipe Kast (Evópoli), Alejandro Navarro (País), Jacqueline van Rysselberghe (UDI). En tanto, en representación de la Cámara están presentes los diputados Jaime Bellolio (UDI), Natalia Castillo (RD), Leopoldo Pérez (RN), Raúl Saldívar (PS) y Matías Walker (DC).

Y como un llamado a que la tramitación se realice de forma ágil, quien apareció a través de un video para alzar la voz con su testimonio es la reconocida estilista trans Alexa Soto (26), quien se hizo conocida luego de documentar y publicar a través de sus redes sociales su proceso de transición y feminización.

“Soy una chica trans que vive en un país donde no existe una Ley de Identidad de Género (LIG), que no nos permite cambiar nuestro nombre y sexo en nuestro carnet de identidad mediante un trámite administrativo, algo que es bastante triste porque tenemos que llevar un montón de pruebas a un juez para que él decida si cambia o no nuestro nombre y sexo, cuando deberíamos nosotros poder decidir si queremos o no queremos cambiar nuestro sexo de acuerdo a la identidad que sentimos“, dice en el registro.

La estilista agregó que “nosotros más que nadie sabemos cuál es nuestra identidad y nadie tiene que decidir eso por nosotros. Por lo mismo, necesitamos hoy un a LIG que nos dignifique como personas y que nos permita a nosotros tomar nuestras propias decisiones. Por eso necesitamos la LIG ¡ahora!”.