Sra Directora:

Frente a las tergiversaciones de los hechos que hace la embajada de Israel en Chile, relativas a lo que sucede en la Franja de Gaza, manifestamos nuestra extrañeza y asombro por el lenguaje que utiliza la representación israelí al dar órdenes de “publicación inmediata” de su comunicado a los periodistas y editores de los medios de comunicación.

Queda meridianamente de manifiesto, una vez más, la arrogancia del Estado de Israel y sus representantes al falsear la verdad sobre el “retiro de Gaza”, convirtiendo el territorio en el campo de concentración más grande del mundo con dos millones de palestinos, viviendo bajo un inhumano bloqueo por tierra, mar y aire, cuyos habitantes enfrentan hambre y sed con hospitales sin luz y sin medicamentos.

Según las mentiras de Israel, ¿el ocupado no tiene derecho a defenderse? Parecen no saber que esto es resguardado por el derecho internacional.

Mientras el ocupante tiene derecho a construir muros, confiscar tierras, demoler casas, quemar niños vivos, con soldados autorizados a asesinar a civiles palestinos.

La secuestrada Ahed Tamimi y su familia fueron detenidos en Cisjordania y no en Gaza; los ataques contra la Mezquita Al Aksa (Jerusalén) no son en Gaza. Por ello el pueblo palestino está ejerciendo su derecho a la auto defensa frente al terrorista Estado de Israel.

No solamente es tarea de la comunidad palestina de Chile apoyar y solidarizar con el pueblo palestino que padece la ocupación, es la tarea de todos los libres del mundo que creen en la justicia.

Esperamos que todas las condenas contra la masacre de Gaza, manifestadas por la mayoría de los países del mundo, europeos, latinoamericanos, africanos, asiáticos; por parte de organismos de Derechos Humanos, partidos políticos y parlamentos, obliguen a Israel, Estado Ocupante, a detener su brutal agresión y respetar e implementar todas las iniciativas de paz, con las que, nosotros los palestinos, reafirmamos nuevamente nuestro compromiso.

Instamos a los medios de comunicación, a los señores editores y periodistas a informar verazmente sobre la realidad de la catastrófica situación del pueblo palestino en la Franja de Gaza y en toda Palestina ocupada. Esta sería una forma de permitirle al pueblo palestino terminar con la única ocupación del siglo 21, para, de esta manera, el pueblo palestino pueda vivir en su patria en paz y seguridad como todos los pueblos del mundo.

Embajada del Estado Palestino en Chile